fbpx

Los errores más comunes al trabajar con la metodología ágil

Lo esencial para el cliente es contar con un producto que le brinde rapidez y eficiencia en todo momento. Por ello, las empresas han apostado a transformaciones digitales en su totalidad. ¿Por qué? Para poder cumplir con un servicio de mayor calidad, pero esto solo es posible gracias a la metodología Agile.

¿Sabés de qué trata este método? Traducida al español, esta palabra quiere decir “Ágil”, y es allí dónde radica su función primordial. En la implementación de procedimientos para gestionar cualquier proyecto con flexibilidad, velocidad y efectividad, lo cual culminaría en reducción de costos y tiempos menores.

Así, la metodología Ágil sería la elección ideal para cualquier entorno. Al implantarla proveerías a la empresa de una mejor capacidad de respuesta y calidad frente a las exigencias actuales demandadas por un mercado que crece cada vez más y se desarrolla constantemente.

Por ende, aumentaría la productividad de dicha empresa y se generaría un ambiente adaptable a los retos diarios. Pero ¿Qué pasa si no se implementa de forma correcta? Evitá caer en estos errores frecuentes y potenciá tus conocimientos para destacarte en un mundo tecnológico cambiante.

Ventajas de tener una metodología ágil en tus proyectos

Actualmente, conocer cómo desarrollar eficientemente una metodología agile te puede favorecer en gran medida, ¿Por qué? Esta forma de trabajo nació a partir de la industria del desarrollo de software. Dicho sector visualizó ciertas deficiencias que ofrecían los métodos tradicionales de operación.

Por ello, este sistema permite brindar una mejora continua desde la planificación hasta el suministro de un producto de calidad. Cuyas características son la rapidez en un medio versátil, para ejecutar entregas parciales con plazos mínimos y respuestas concretas sin pérdidas de tiempo y siempre actualizadas.

Proyectos con metodología ágil
Photo by Annie Spratt on Unsplash

Si los proyectos cuentan con una metodología ágil, te aseguramos que será una herramienta útil para cualquier compañía de desarrollo de software.

¿Conocés cuáles son las ventajas de poseer una metodología ágil? A continuación, te lo explicaremos:

Cliente satisfecho

La primera ventaja que obtendrás frente a la competencia y que se convertirá en tu mejor carta de presentación. Además de estar involucrado en el proyecto, el cliente podrá experimentar el proceso y resultado de una metodología organizada, efectiva y funcional.

Esto se debe al hecho de que el cliente siempre recibirá las entregas de forma rápida y temprana, además de poder realizar correcciones o hacer cambios en las características del producto cuando lo requiera.

Además, esta dinámica se repetirá hacia tu equipo de trabajo, ya que implicaría una mayor motivación por el hecho de trabajar alineados, enterarse sobre el estado del proyecto y demás factores inherentes. 

Mayor calidad

La metodología agile se encarga de minimizar los errores en las entregas parciales, lo que destacaría tu función en el equipo de trabajo, además de mantener satisfecho al cliente por la interacción continua para mejorar o suprimir alguna característica del producto.


Conocé las ventajas y desventajas de trabajar con las metodologías de software

Descargá nuestro ebook

Gran velocidad

Se reducen los tiempos destinados a la producción, generando alta eficiencia y un menor desgaste humano.

Bajos costos

Debido a que la metodología agile proporciona mayor rapidez, también se va generando un ahorro considerable al cumplir con los tiempos pautados y presupuestos.

Equipo completo

Seguramente sabés que dentro del equipo involucrado en una metodología agile siempre destacan roles clave, los cuales por lo general, son el scrum master, el desarrollador, el propietario y el gerente de proyecto, pero ¿Cuáles son los casos en los que alguno de ellos definitivamente está fallando?

Ausencia de Scrum Master: Es absolutamente seguro que la metodología agile fracasará.

Scrum Master a tiempo parcial: El scrum master asiste a diversas reuniones de planificación de sprint, mientras el desarrollador se encuentra a la espera del comienzo del sprint, también es importante que esta persona no labore en varios proyectos, ya que hay riesgo de desorganización o errores.

Gerente de proyecto Dual-Hat: Una situación común en ciertos proyectos, cuando el scrum master ejecuta dos roles y toma atribuciones de otro cargo, generalmente como administrador del proyecto.

Propietario Dual-Hat: Se trata de la misma analogía anteriormente descrita, sin embargo, en este caso, el propietario del producto es la única voz sin nadie que pueda corregirlo o disuadirlo, el cual emitirá cualquier decisión como un jefe o líder.

Desarrollador Dual-Hat: Un caso negativo para una correcta metodología ágil, ya que por ejemplo, si un desarrollador funge como scrum master, entonces ¿Cuál sería la manera de capacitar al propietario?

Errores más comunes de la metodología

En cualquier metodología ágil que vos decidas implementar, será necesario evadir por todos los medios las prácticas habituales que conllevan a un fatal resultado, ¿Querés conocer más acerca de estas? Seguí leyendo y mejorá paso a paso:

Cambios en el sprint

Un caso muy común en la metodología agile, donde la organización o algún gerente realiza un cambio de último minuto sin darse cuenta de su error, requiriendo muchas veces que el equipo de desarrolladores deba trabajar horas extra de forma gratuita.

Usar puntos históricos como herramienta de comparación

Ciertamente sabés para qué sirven los puntos históricos dentro de tu equipo ¿Verdad? Simplemente son utilizados como indicativos de la complejidad de algún elemento PBI. Pero cuando los desarrolladores o cada equipo los usan como métrica de comparación, caerán en scrum fall.

1- Equipo experimentado: Serían penalizados exigiendo que trabajen horas extra sin pago por las mismas.

2- Equipo sin experiencia: Se inflarían sus puntos de historia, de esta manera la gerencia pensaría que se tomarán más tiempo para ejecutar sus tareas, esto es conocido como relleno de puntos o “bloat”.

El project manager o scrum master decide qué tanto se cumplirá durante el sprint

Esta práctica no resulta eficiente ni digna de una verdadera metodología ágil, ya que un project manager o un scrum master no deben determinar ni ordenar cuánto trabajo se ejecutará en un sprint.

Como máximo, el rol de estos personajes debe estar resumido a aquello que se realizará en cada sprint, así que mucho ojo con este error y evitalo.

Conclusión

Son muchos los beneficios que te puede brindar el hecho de trabajar para una empresa de desarrollo de software, ¿Sabés qué ventajas tenés en este campo tan interesante?

Pues bien, desde ser parte de grandes proyectos adquiriendo cada vez mayor experiencia hasta asegurar un futuro prometedor haciendo lo que te apasiona, pero recordá que es necesario evolucionar y dominar diversas áreas.

G&L GROUP somos una organización comprometida con su clientela. Proyectándose hacia el liderazgo y tomando en cuenta cada elemento de valor para avanzar y brindar productos y servicios de alta calidad, enfocados en GRC, finanzas, sector público, tecnología y mucho más.

Si querés conocer más sobre las ventajas y desventajas de esta metodología y otras consultá nuestro ebook «Ventajas y desventajas de la metodologías de desarrollo de software».

Conocé las ventajas y desventajas de trabajar con las metodologías de software